Ahorro energético escogiendo la bomba de calor adecuada (sistemas de climatización)

En cuanto llega el invierno empezamos a temblar, pero no solo por el frio que hace si no por las elevadas facturas de la luz que nos suelen llegar al finalizar cada mes. Sin embargo, lo que no todo el mundo sabe que el principal precursor del incremento de este consumo es debido a la utilización de un sistema de climatización inadecuado.

Podemos tener una bomba de calor que realmente caliente toda la casa… sin embargo, que tenga un consumo asociado tan elevado que no nos merezca la pena.
A continuación te vamos a dar algunos consejos para que sepas como escoger una bomba de calor adecuada al uso que le vayas a dar.

Elige una bomba de calor perfecta y disminuye tu consumo eléctrico

Bomba de calor

Área a calentar

Uno de los mayores errores que se suelen cometer en este ámbito es escoger la misma bomba de calor cuando tenemos que calentar, por ejemplo, una pequeña habitación o toda la casa. Evidentemente, en el último caso necesitaremos más potencia y, por lo tanto, el consumo será bastante superior.

Sin embargo, sería contraproducente utilizar el mismo elemento para una habitación pequeña. Aquí puede que te viniese mejor una bomba de calor algo más simple; te calentará de la misma manera pero sin gastar tanto.

Certificaciones

Las certificaciones energéticas también es un elemento que tenemos que tener muy en cuenta. Lo ideal es que sea del tipo A con la mayor cantidad de “+” posible. En el momento en el que va bajando la letra, menos eficiencia energética tendrá y, por lo tanto, mayor consumo asociado conseguirá.

Ahora bien, es importante saber que las de certificación energética más elevada también suelen ser las más caras.
No lo tenemos que ver como un gasto, si no como una inversión de futuro. Quizá nos valga la pena pagar 100 o 200€ más a sabiendas de que nuestro consumo mensual de luz se va a reducir en un porcentaje muy importante.

Garantía

Dará igual el dinero que hayamos gastado en la bomba de calor o lo reconocida que pueda llegar a ser la marca; es posible que en un momento dado esta deje de funcionar. En este caso necesitaremos contar con una garantía lo más alta posible para estar cubiertos en todo momento.

Ya que vamos a gastar mucho dinero en una bomba de calor, que por lo menos tenga una garantía elevada.
Lo más normal suele ser una garantía de 2 años… aunque existen algunos fabricantes de una gama más alta que nos dan la posibilidad de poder elevarla; eso si, habrá que pagar un coste adicional por ello.

Resistencia

Bomba de calor

Aunque esto realmente no tenga nada que ver con su consumo, si que conviene tenerlo muy en cuenta porque, de lo contrario, nos durará tan poco que la compra no habrá merecido la pena.
Esto es algo que podemos ver a simple vista. En el momento en el que nos encontremos cara a cara con la bomba de calor comprobaremos como es su estructura y si es lo que se ajusta a lo que nos estamos buscando. Ante cualquier tipo de duda deberías buscar otra bomba de calor que sea mucho más resistente.

Existe un pequeño truco para saber si la bomba de calor es lo que necesitas: siempre puedes meterte en Internet y analizar las diferentes opiniones de cada una de ellas. De esta manera podrás hacerte una idea general antes de tomar cualquier tipo de decisión.
Ahora ya sabes cómo escoger la bomba de calor perfecta.