El futuro está en la energías renovables

Esto es algo que no sorprende a nadie. Hace tan solo algunos años parece que el medio ambiente no era un tema que estaba puesto sobre la mesa; es cierto que se habían tomado algunas medidas en los distintos países pero, a la hora de la verdad, se consideraban insuficientes porque no ayudan a reducir la contaminación de una manera que pudiera ser significativa.

Ahora la cosa ha cambiado y los gobiernos cada vez centran más su vista en las llamadas energías renovables.
El objetivo de este tipo de energía es ser mucho más limpias que las tradicionales, tener el mínimo impacto en el medio ambiente y, por supuesto, que no se puedan agotar ya que el planeta se encarga de regenerarlas.
A continuación vamos a hacer un pequeño repaso a algunas de ellas.

Energías renovables que deberías conocer

Energía solar

Energia solar

La energía solar la conseguimos a través de los rayos solares y se puede llegar a traducir tanto en calor como en electricidad.
De momento solo existen dos formas de poder utilizarlas: o bien a través de colectores solares que dirigen la energía del sol al agua para calentarla, y a través de las llamadas celdas fotovoltaicas que son capaces de generar energía eléctrica.

Energía hidráulica

Por otra parte nos encontramos con la energía hidráulica. El objeto de este tipo de energía consiste en aprovechar la energía que el agua libera en el momento en el que esta cae desde una gran altura. Por ejemplo, cuando está lloviendo.
En ese momento se hará circular el agua a través de unas turbinas; como ya te puedes imaginar, el traspaso del líquido se hará a una gran velocidad produciendo una enorme energía cinética.
Este sistema está conectado a toda una serie de generadores que se irán cargando gracias a esta gran potencia.

Para poder desarrollar este sistema será de vital importancia construir presas, pantanos, canales y cualquier otro sistema similar. Es importante saber que en este caso no se utiliza el agua como tan si no la fuerza que esta genera. Es decir, que en el momento en el que ya haya cumplido con su cometido será devuelta para que luego se pueda utilizar con otros usos, por ejemplo, para beber.
Por supuesto, todo esto lleva un despliegue económico muy elevado… pero se suele compensar con la energía que el sistema genera.

Energía eólica

Energia eolica

La energía eólica es la que obtenemos directamente del viento. En realidad sigue el mismo proceso que la energía anterior pero está vez orientándonos sobre el viento.
Esto es algo que hemos podido ver en alguna ocasión en los molinos. Por supuesto, ahora se utilizan algunos elementos tecnológicos mucho más sofisticados que se encargan de aprovechar la energía al máximo.

Todo ellos están conectados directamente a un generador que se irán cargando en base a la energía con la que sople el viento. Por supuesto, necesitaremos una velocidad mínima para que el sistema se ejecute; se calcula que entre los 3 m/s se puede empezar a trabajar.

Energía de biomasa

Esta energía se considera una que está teniendo su auge en estos momentos. Es cierto que no es nueva de ahora, pero poco a poco se ha ido haciendo popular.

La idea es aprovechar la materia inorgánica que se han producido por sustancias que han dejado seres vivos (animales, plantas y hasta el propio ser humano). De estos elementos se puede sacar alimento y hasta combustible.
Estas son solo algunas de las energías renovables más conocidas, pero existen algunas más a considerar.